Entre los valles de los ríos Leza y Juvera en La Rioja hay una comarca conocida como Los Cameros donde la cultura rural y las tradiciones continúan arraigadas en un entorno muy particular.

Los cameros
La Tierra de Cameros es una comarca montañosa donde se entremezclan perfectamente paisaje y arquitectura. Dos ríos, el Iregua y el Leza, la dividen en el Camero Nuevo y el Camero Viejo respectivamente. El aspecto paisajístico de cada uno de estos Cameros es bien diferente, y así mientras que el Camero Nuevo es verde y frondoso, el Camero Viejo presenta una fisonomía seca y deforesada. Cada uno, no obstante, no está exento de atractivos y debido a su relive y altitud han condicionado y diferenciado también la historia de ambas cuencas.
La demografía en Cameros se recupera muy poco a poco después de la explosión industrial que dejo a la comarca despoblada. La artesanía textil, la agroalimentaria y el turismo rural son los pilares económicos que están permitiendo además la lenta recuperación de población.
Adentrarse en Cameros es una vuelta al paisaje rural de antaño, al mundo sin prisas y bien disfrutado. El recorrido entre unos pueblos y otros trasncurre por carreteras comarcales con puertos que cuesta encontrar en los mapas y con el ganado campando a sus anchas por las carreteras de tal manera que, más de una vez, tendremos que parar para esquivar una o varias reses. La sensación de aislamiento y tranquilidad es notable en estas tierras riojanas donde el ganado tiene su propio código de circulación: la total libertad.
En cada pueblo podemos descubrir un rincón encantador: las calles empedradas de Laguna y Lumbreras, la tranquilidad de Almarza y Muro, el puente y los escudos de Villoslada, las calles empinadas de Torrecilla o de Ortigosa -localidad esta última, como Soto, especialmente bella, junto al cañón del río Leza-. Además en todos ellos podemos encontrar muestras de la arquitectura típica de la zona, tanto en sus casas como en sus iglesias.
La carretera N-111 se adentra en la sierra hacia Soria en busca del Puerto de Piqueras y nos permite acceder a lugares tan representativos del Camero Nuevo como los bosques mixtos de Panzares y Castañares de las Cuevas, las ermitas de San Vicente y la Virgen del Malojar en Nestares, la Iglesia de San Martín y los palacios y casas nobiliarias de Torrecilla en Cameros -capital de las Trece Villas-, el museo-escuela de Almarza, el paisaje rocoso en el que asienta Nieva, la ermita de la Virgen del Villar y el centro de información turística de "El Hórreo" en Pradillo, la Ermita de la Virgen de los Nogales en Villanueva o el embalse González Lacasa -donde se pueden realizar actividades acuáticas- en Ortigosa y El Rasillo. La carretera sigue su ascensión hacia el corazón de la sierra y tras disfrutar de la excelente arquitectura popular en Aldeanueva, ésta nos acerca al Parque Natural de Sierra de Cebollera, con grandes extensiones de pinos silvestres, hayas y robles rebollos, rica fauna y singular geología.
La puerta de entrada a la sierra es Villoslada, donde abundan las ermitas y los escudos y se encuentra el Centro de Interpretación del Parque Natural.
Lumbreras es la última población (en altitud) de Cameros Nuevo y además de encontrar uno de los órganos más antiguos de La Rioja en la Iglesia de San Roque, allí se encuentra también el Centro de la Trashumancia -emplazado en la Venta de Piqueras-.
Antes de coronar el puerto, a la altura del embalse de Pajares, una carretera permite cambiar de vertiente en la sierra y acceder a Cameros Viejo a través del Collado de Sancho Leza.
El paisaje cambia drásticamente en la cuenca del Leza. En este valle destaca la artesanía textil, cestería y los embutidos, que adquieren reconocida fama, pero la arquitectura popular está de nuevo presente en sus localidades, que aguardan además con otros encantos y monumentos de interés como el castillo de Jubera, que vigila la entrada al valle del mismo nombre, la nobleza de Valdeosera -junto al solar de Tejeda-, el casco urbano con casas hidalgas y la Iglesia de la Asunción en la capital: San Román, además de visitar el Molino del Corregidor, o las calles y emplazamiento de Soto. En la parte alta del valle destacan los bosques de Sancho Leza y los hayedos de Santiago o Monte Real.
Para los que gusten de conocer la zona como se hacía antaño, caminando, toda la comarca es cruzada por el sendero de Gran Recorrido G.R.93.

Lo + Destacado

Ortigosa de Cameros
Ortigosa de Cameros
(La Rioja)

Desclarado Conjunto histórico Artístico. La localidad riojana de Ortigosa ofrece a quien la visite un sinfín de atractivos turísticos...

Almarza de Cameros
Almarza de Cameros
(La Rioja)

La localidad forma parte de la Hermandad de las Trece Villas cuya primera mención data del siglo XV. A finales del siglo XVIII...

Nieva de Cameros
Nieva de Cameros
(La Rioja)

Nieva de Cameros es un municipio de la comunidad autónoma de La Rioja (España), situado en la cuenca del río Iregua, comarca...

San Román de Cameros

Se ubica en torno al curso medio del río Leza, entre las estibaciones del Camero Viejo y la vertiente oriental de la Sierra de...

Alojamientos

Selección de los mejores alojamientos rurales en Los cameros.