| Salir
 
Acceso Usuarios

Conjunto Histórico Artístico situado en la comarca leridana de Ripollés. Todavía conserva edificaciones defensivas y permite practicar el senderimos por los alrededores.

Añadir información
Si tienes información o fotos sobre Camprodón no dudes en enviarnosla y nosotros la publicaremos en Rurismo.
Enviar
Enviar Foto
Comparte las fotos que tengas de Camprodón con el resto de la comunidad de Rurismo.
Subir Foto
Enviar Vídeo
¿Conoces videos de Camprodón en Youtube? Súbelos para que todos podamos verlos.
Subir Vídeo

En el bar de la plaza, frente a una ración de bull (embutido), cuentan la historia del doctor Roberts, alcalde de Barcelona a principios de siglo, que recomendaba a sus pacientes ricas que se acercaran aqui a veranear, ya que el aire fresco de Campodrón podia curarlo todo. Así comenzó la moda de que las familias de clase bien de Barcelona viniesen en los meses de verano. La parte noble, la de los palacetes, casi en las afueras de la población, se extiende a lo largo del paseo Maristany, sombreado por altos árboles, y no resulta dificil imaginarse a las amas con cofia paseando a los niños.

Dentro de los jardines de una de estas casonas, la conocida como Vora el Ter, se encuentra nada menos que toda una iglesia con su claustro (patio cuadrangular con una galería porticada) romanico, traida a principios del S. XX desde la población soriana de San Esteban de Gormaz. En los años setenta, muchos barceloneses compraron casas e hicieron de Campodrón su segunda residencia. Aqui nació el músico Isaac Albéniz.

Su nombre viene del latin, campus rotundis (campo redondo), aunque su origen fue el monasterio, benedictino de Sant Pere y la iglesia de Santa Maria, ambos romanicos. Pero lo que caracteriza a la villa es el Pont Nou sobre el río Ter y, al lado, el portal de Cerdanya, que formaba parte de la antigua muralla. Hay una iglesia más de aquella época,, la del Carmen, del S. XIV. luego, al igual que otras poblaciónes fronterizas, Campodrón pasó un poco al olvido. Por aquí estuvieron los carlistas y los isabelinos: en el Ayuntamiento conservaban un cartel que por una parte tenia grabado el escudo constitucional y, por otra, el simbolo carlista; lo cambiaban de lado según vinieran unos u otros.

Pasando bajo el arco de Cerdanya se entra en la calle comercial, siempre animada, con tiendas de embutidos y pastelerias (son famosas sus galletas). Quedan varias iglesias, en su gran parte romanicas, que pertenecen al Vall de Campodrón: la de Santa Lucia, en Abella; Nuestra Señora de las Nieves, en Espinavell, en la orilla del río todavía se conserva una antigua forja; Santa Maria de la Piedad, en La Roca; Sant Feliu, en Rocabruna, y la de Sant Juliá, en Tregurá de Dalt.

No no iremos sin visitar:monasterio de Sant Pere, Pont Nou, iglesia de Santa Maria, convento del Carmen, calle comercial, paseo Maristany y casas de la Vila y Can Marqués.