> Pueblos España > Ávila > Madrigal de las Altas Torres

Madrigal de las Altas Torres
Ávila

Foto de Madrigal de las Altas Torres

El esplendor de esta Villa se alcanzará con la elección por parte de Rey D. Juan II como lugar para construir un pequeño Palacio de verano sobre un caserón que ya utilizaba el Rey D. Pedro como residencia veraniega.

Añadir información
Si tienes información o fotos sobre Madrigal de las Altas Torres no dudes en enviarnosla y nosotros la publicaremos en Rurismo.
Enviar
Enviar Foto
Comparte las fotos que tengas de Madrigal de las Altas Torres con el resto de la comunidad de Rurismo.
Subir Foto
Enviar Vídeo
¿Conoces videos de Madrigal de las Altas Torres en Youtube? Súbelos para que todos podamos verlos.
Subir Vídeo

La historia podía comenzar como en los viejos cuentos: 'Erase una vez un pastelero que vivía en Madrigal'. Porque de los numerosos personajes famosos que pasaron por esta antigua villa medieval o que vivieron en ella, el más curioso fue sin duda Gabriel de Espinosa, más conocido como el Pastelero de Madrigal. De origen noble, tuvo que huir de Toledo por haber causado una muerte en una disputa cuando era joven, y se afincó en esta localidad.

Su semejanza con el desaparecido en batalla rey portugués Don Sebastián le obligó durante cuatro años, a hacerse pasar por él posteriormente de ser conocido por varios nobles portugueses, y a punto estuvo de casarse con Ana de Austria, hija natural de Don Juan de Austria, el vencedor de Lepanto. La historia no acabó bien y ' no comieron perdices', sino que Ana terminó en un convento y el suplantador fue ahorcado. Corría el año 1595.

En Madrigal había nacido casi S. y medio antes la reina Isabel la Católica. Por entonces la ciudad estaba completamente amurallada y tenia cien torres ( permanecen todavía veinte). La gran parte de los monumentos guarda relación con la reina, así como los objetos que le pertenecieron, que se conservan en el Real Monasterio de Gracia ( Las Agustinas ), o la iglesia de San Nicolás ( con su torre de 50 metros ), donde se encuentra la pila en la que fue bautizada. En Madrigal nacieron también los obispos Vasco de Quiroga ( el famoso Tata Vasco de México) y Alonso de Madrigal, El Tostado.

El lugar de partida para cualquier recorrido comienza en la plaza, típicamente castellana, donde se alza la sorprendente torre de San Nicolás. Si hace calor se podría uno sentar en las mesas que hay bajo los soportales a tomar raciones de queso o chorizo y cerveza fresca. Al otro lado de la plaza quedan la iglesia mudéjar de Santa María del Castillo y una serie de casas señoriales perfectamente restauradas. Cerca, el que fuera palacio de Justicia de Madrigal, del que sólo resta la fachada llena de escudos. Junto a las murallas se ubica el palacio de Juan II (actual convento de monjas agustinas) y, muy próxima, la plaza donde se monta en el mes de septiembre un coso taurino para encierros y corridas de las fiestas. Frente a él se extiende un tranquilo paseo presidido por una no muy afortunada estatua de la reina Isabel.

Se ha dicho, más con la inquietud poética que con argumentos razonables, que el nombre de esta Villa originalmente era el de “ MADRIGAL DE LAS ALBAS TORRES”, pues este era el color que presentaba de lejos su recinto amurallado sin embargo ningún documento corrobora esta teoría ciertamente poética. No obstante debemos indicar, no sin cierto orgullo, que ya D. Damaso Alonso señalaba que el nombre de MADRIGAL DE LAS ALTAS TORRES le parecía el nombre más bonito de toda la geografía Española.

No te pierdas:

Madrigal de las Altas Torres mantiene parte de su aspecto de ciudad amurallada con una de los recintos más grandes de Castilla. En su origen la muralla estaba compuesta por más de cien torres de factura mudéjar y las puertas de Medina del Campo, de Peñaranda de Bracamonte, de Arévalo y de Cantalapiedra daban acceso a la localidad. El palacio de Juan II fue declarado Monumento Nacional, actualmente pertenece al Real Monasterio de Santa María de Gracia y conserva numerosas dependencias originales decoradas con mobiliario de la época, una pintura de Zurbarán y una Inmaculada de Alonso Cano. Del monasterio destacan el claustro (patio cuadrangular con una galería porticada) y la capilla real, donde se expone un calvario de Juan de Juni y una Piedadgótica (estilo artístico siglos XII-XV). En la plaza del Cristo se podría visitar el Real Hospital de la Purísima Concepción, del S. XV, actualmente alberga la Casa de Cultura y el Museo Tata Vasco de artesanía mexicana. Otras muestras del importante patrimonio de Madrigal son la iglesia de San Nicolás de Bari, declarada Monumento Nacional y lugar de bautizo de Isabel la Católica, iglesia de Santa María del Castillo, del S. XII o la casa de fray Luis de León.

Historia para el viajero:

El origen de MADRIGAL es incierto, según algunos autores con anterioridad a su conquista por los árabes ya existía una pequeña localidad situada en el cerro de Santa María del Castillo, y tras la conquista árabe se amplia y erige sus murallas en el S XI. Otra teoría abunda en su origen netamente musulmán, pues en principio la Villa sería un campamento musulmán, que paulatinamente se va poblando. ¿Cuál de las dos teorías es la cierta?, no lo sabemos, lo único cierto es que esta localidad a causa de los avances y retrocesos de la reconquista unas veces está en manos de los musulmanes y otra en la de los cristianos.

Lo cierto es que con la caída de Toledo en el año 1085, una amplísima franja de terreno que, despoblada y como tierra de nadie había servido de frontera, pasa a ser repoblada por los cristianos, la llamada Extremadura Castellana, es estructurada en territorios dependientes de una localidad principal, las llamadas Comunidades de Villa y Tierra. Madrigal perteneció a la Comunidad de Villa y Tierra de Arévalo; y, todavía hoy, la zona se denomina Tierra de Arévalo.

Pasan los años y Madrigal crece en importancia, llegando a rivalizar, en cierta medida, con Medina del Campo y sobre todo con Arévalo, Villa de la que dependía Madrigal y que solicitó, como símbolo de sumisión al Rey D. Fernando IV “ El Emplazado” que derribara sus murallas. El Rey reconoció la autoridad de Arévalo sobre Madrigal, pero gracias a Dios, esta orden no llego a cumplirse.

El esplendor de esta Villa se alcanzará con la elección por parte de Rey D. Juan II como lugar para construir un pequeño Palacio de verano sobre un caserón que ya utilizaba el Rey D. Pedro como residencia veraniega.

En el año 1438 D. Juan II convoca Cortes en esta Villa, Cortes en la que se darán normas tan importantes como la restricción de las importaciones de paños de Holanda e Inglaterra y la prohibición de la exportación de lana, con el objeto de incentivar la industria lanera castellana. Lástima que estas normas no se llevaran a la practica por la presión de los grandes propietarios de rebaños de ovejas, temerosos de perder los beneficios que la exportación de lana les reportaba.

La presencia continuada de los Reyes en esta Villa se refleja en el hecho de que la primera esposa, Dña. María de Aragón, permanece largas temporadas en la Villa, donde llega a fundar un Hospital Real según una Bula concedida por el Papa Clemente VII en 1443, en la que se podría leer que Madrigal estaba considerada por su situación, localidad y fertilidad una de las más importantes del reino de Castilla y León.

Dos años posteriormente muere la Reina y el Rey casa en segundas nupcias con Dña. Isabel de Portugal en la Iglesia de San Nicolás de Bari, fruto de este Matrimonio nace Isabel la Católica el 22 de Abril de 1451, reina destinada a conseguir el fin de la Reconquista y la unidad de los pueblos de España.

Casada con el Rey Fernando de Aragón, y, siendo ya los Reyes Católicos, se convocan de nuevo Cortes en Madrigal en 1476, se toman acuerdos para crear la Santa Hermandad y se jura a su hija Isabel como heredera.

Pasan largos años sin que la historia se ocupe de Madrigal pero en el S. XVI las aventuras del famoso Pastelero le vuelve a dar renombre. Según versión de los jueces auxiliares, Gabriel de Espinosa, El Pastelero de Madrigal intentó suplantar al Rey D. Sebastián de Portugal. Desaparecido en 1578 en Alcazarquivir, y sobrino del Felipe II. La trama, al parecer fue urdida por un fraile portugués del Monasterio Agustino, llamado Fray Miguel de los Santos; los inciertos amoríos del Pastelero con Dña. Ana de Austria y sus desmedidas ambiciones fueron las que le condujeron fatalmente al patíbulo en agosto de 1595.

A partir de entonces la Villa entra en un período de decadencia; con estos regios personajes se extinguen sus años de esplendor. Tras la riqueza y el nombre viene la decadencia y el olvido cada vez más acusados. Pero Madrigal cuenta con las huellas de ese pasado en dos vertientes : Los monumentos que se conservan y la lista de los personajes Ilustres.

Lugares de interés en Madrigal de las Altas Torres

Nuestra recomendación de lugares imprescindibles en Madrigal de las Altas Torres que tienes que ver.

Monasterio de Nuestra Señora de Gracia Madrigal de las Altas Torres
Madrigal de las Altas Torres (Ávila)

Monasterio donde nació la Reina Isabel la Católica. Interesante patio de piedra de estilo gótico con artesonado mudéjar. Posee ..

Hospital de la Concepción Madrigal de las Altas Torres
Hospital de la Concepción
Madrigal de las Altas Torres (Ávila)

Hospital de la Concepción está situado en la localidad de Madrigal de las Altas Torres ..

Fotos de Madrigal de las Altas Torres

Fotos y lugares de los alrededores de Madrigal de las Altas Torres

Si visitas Madrigal de las Altas Torres tabién puedes visitar los siguientes lugares de interés que se encuentran cerca.

Arévalo
Arévalo
(Ávila)
Gotarrendura
Gotarrendura
(Ávila)
Aldehuela, La
Aldehuela, La
(Ávila)
Berlanas, Las
Berlanas, Las
(Ávila)
Bohodón, El
Bohodón, El
(Ávila)
Hernansancho
Hernansancho
(Ávila)
Tiñosillos
Tiñosillos
(Ávila)
Riolobos
Riolobos
(Salamanca)
Campo de Peñaranda
Campo de Peñaranda
(Salamanca)

Mapa de localización de Madrigal de las Altas Torres:

Mapa con todos los alojamientos rurales y lugares de interés que hay cerca de Madrigal de las Altas Torres.

Mostrar en el mapa: