Estas en: Blog >> Parque Natural de Oscos-Eo

Parque Natural de Oscos-Eo

Publicado el 2019-09-02

El Parque Natural de Oscos-Eo, forma parte de la bella naturaleza asturiana, siendo una reserva de la biosfera con unas ciento cincuenta mil hectáreas de terreno de un inestimable valor ambiental.

Este espacio, declarado Reserva de la Biosfera por la Unesco, presenta magníficos ecosistemas, además de acantilados, playas y vegetación típica de montaña, como también una arquitectura pintoresca y característica de Asturias.

Toda esta región apuesta a un turismo sostenible y ecológico destacándose entre sus propuestas culturales y naturales más importantes la Cascada de La Seimeira, el Museo de los molinos de Mazonovo y el Conjunto Histórico de Teixois.

Todo el territorio de esta reserva natural se encuentra distribuido en torno a las cuencas de los ríos Eo, Navia, Porcía y Miño, contando también con pequeñas cuencas costeras cantábricas.

Este territorio posee una gran diversidad de formaciones arbóreas compuestas por sauces, robles, laureles, hayas y bosques húmedos y también de ribera con el agregado de varias formaciones perennifolias dominadas por acebos o alcornoques, con un bajo índice de contaminación que ha favorecido la existencia de varias especies fluviales.

La acción del hombre solo puede verse reflejada en la creación de los ecosistemas semi-naturales donde aún hoy perduran sistemas utilizados en la edad media para el aprovechamiento y la explotación del territorio que albergan pequeños huertos de frutas y algunas zonas donde se cultiva la vid, conviviendo en la actualidad varios molinos hidráulicos con los antiguos artesanales que pueden verse en distintos municipios.

Asimismo, los pobladores de la región han sabido aprovechar los recursos naturales y también culturales integrándolos a nuevos programas destinados al desarrollo que ha generado importantes y notables cambios en la comarca, siendo hoy un destino ecoturistico que crece cada año.

Varias rutas naturales permiten la práctica de senderitos en la región, entre ellas la Ruta de la Mina de As Talladas, un recorrido circular de 13 kilómetros que puede hacerse en unas cinco horas, en un terreno totalmente señalizado y de dificultad baja que puede realizarse durante todo el año.

En tanto que la Ruta de la Cascada de la Seimeira permite conocer la región en un camino de ida y vuelta de 8 kilómetros en unas tres horas.

Un paseo de dificultad baja, totalmente señalizado que también es posible disfrutar en cualquier época del año.









compartir en twitter compartir en facebook compartir en tumblr compartir en pinterest compartir en mename