Estas en: Blog >> Parque Natural de la Caldera de Taburiente

Parque Natural de la Caldera de Taburiente

Publicado el 2020-02-13
Foto: Olisacu


Los entornos naturales son idóneos para desarrollar en cualquier época del año actividades al aire libre, desde senderismo hasta diversos deportes de aventura. Así, los destinos elegidos por quienes desarrollan este tipo de turismo son variados y se adaptan tanto para realizar los tradicionales Viajes de vacaciones durante el verano, como escapadas de un par de días en el resto del año.

Uno de esos magníficos lugares es la isla La Palma albergando en su territorio el increíble Parque Natural de la Caldera de Taburiente.

La isla de La Palma, ubicada en el Océano Atlántico y perteneciente al Archipiélago de Canarias, se destaca porque la mayor parte de su territorio es una Reserva de la Biosfera que cuenta con la protección de la Unesco.

De origen volcánico lo mismo que el resto de las Islas de Canarias, su aparición se remonta a dos millones de años, surgiendo de un volcán ubicado en las profundidades del mar, representando el lugar perfecto para comenzar una aventura ecoturística que resultará rica en paisajes de estilos diferentes.

De territorio irregular, su punto más elevado se encuentra en el Roque de los Muchachos, su territorio está formado por una variedad de vegetación donde se entremezclan superficies boscosas formando un entorno natural único, creándose en 1954 el Parque Nacional de la Caldera de Taburiente.

El nombre de este parque ha tenido como inspiración el enorme cráter que se ha formado con el paso del tiempo a causa de las constantes erupciones volcánicas que fueron formando un paisaje con desniveles.

El cráter posee un eje máximo de aproximadamente unos 7 kilómetros y la depresión se ubica a unos 900 metros sobre el nivel del mar, alcanzando en su punto más alto los 2424 metros sobre el nivel del mar, lugar donde se accede al observatorio Roque de los Muchachos, desde donde es posible ver casi toda la isla.

Dos detalles que hacen de este espacio un sitio con un paisaje increíble es el hecho que durante el invierno el nivel de lluvias es alto en contraposición con el verano donde es muy seco, provocando la formación de nubes que cubren en ocasiones la mayor parte de las zonas altas del parque.

Su vegetación se destaca por sus grandes espacios colmados de pino canario que cubren las laderas de los barrancos, creando un hábitat natural para una gran variedad de especies animales, en tanto que el parque es atravesado por varios ríos como el Taburiente formando también bonitas cascadas.

Existe un Centro de Visitantes y desde allí es posible visitar el Mirador de la Cumbrecita al que se llega recorriendo unos 7 kilómetros por una carretera que llega hasta el lugar.

Quienes visiten el lugar podrán acceder al Centro de Interpretación en el horario de 9.00 a 14.00 y de 16.00 a 18.30 horas todos los días del año, con diferentes horarios en los cuales pueden visitarse los miradores o también para realizar un recorrido por el lugar.

Tanto la Isla de La Paloma como el maravilloso Parque Natural de la Caldera de Taburiente son espacios naturales que pueden visitarse durante todo el año siendo recomendable luego de la temporada de lluvias que suele darse durante los meses de diciembre a marzo.

compartir en twitter compartir en facebook compartir en tumblr compartir en pinterest compartir en mename