| Salir
 
Acceso Usuarios

El pueblo famoso por la más bella plaza de toros del mundo.

Añadir información
Si tienes información o fotos sobre Ronda no dudes en enviarnosla y nosotros la publicaremos en Rurismo.
Enviar Foto
Comparte las fotos que tengas de Ronda con el resto de la comunidad de Rurismo.
Enviar Vídeo
¿Conoces videos de Ronda en Youtube? Súbelos para que todos podamos verlos.

Cuando uno llega a Ronda lo hace magnetizado por la atracción que impone el lugar más famoso de la población, aquel que la escinde en dos partes desiguales: el Tajo labrado por el río Guadalevín. Para apreciar la profundidad de esta grieta, el mejor mirador posible se emplaza en la propia obra de ingeniería terminada en 1793, el Puente Nuevo, edificado para comunicar ambas partes de la meseta sobre la que se asienta la ciudad. Ubicados sobre este precioso puente a uno le viene a la mente una pregunta inevitable ¿cuántos pueblos pasaron por aquí a lo largo de la historia conociendo el paso estratégico del asentamiento como comunicación entre las sierras vecinas? Los orígenes de Ronda hay que buscarlos en el S. V a. C. cuando tribus celtas establecieron un puesto de vigilancia en la plataforma sobre la que hoy está la ciudad. Este núcleo fue creciendo y se llamó Arunda, denominación mantenida durante la presencia romana hasta que los árabes la conquistaron en sus primeras incursiones en la Península en el 711 y la rebautizaron como Izn-Rand Onda, para, setecientos años después, pasar a las manos cristianas del rey Fernando el Católico (1485). Los siglos posteriores sirvieron para consolidar a Ronda como importante núcleo comercial y en nuestros días, además, como notable reclamo turístico.

El atractivo turístico de Ronda es grande, con monumentos como el propio Puente Nuevo, el Puente Viejo, la fuente de los Ocho Caños, la iglesia de Nuestro Padre Jesús con fachada gótica (estilo artístico siglos XII-XV) y campanario renacentista, el convento de la Madre de Dios (siglo XVI) y su iglesia barroca, la posada de las ánimas (donde se alojó Cervantes como recaudador de impuestos) y todavía con mayor importancia, la famosa Plaza de Toros (1785) en piedra y con fachada barroca y su museo taurino. Entre los toreros más famosos se encuentra un Pedro Romero, un personaje ilustre a quien se atribuye el origen del toreo a pie. Otros lugares interesantes son las casas y palacios como la legendaria Casa del Rey Moro, la Casa del Gigante, el Palacio de Mondragón (s. XV), el palacio del Marqués de Salvatierra (s. XVI-XVIII) o edificaciones religiosas como la iglesia de la Virgen de la Paz o la iglesia de Santa María de la Encarnación, amén del pintoresco Callejón de los Tramposos, o de la calle principal y la Plaza Mayor, donde es posible adquirir artesanías en cerámica y cestería o dar buena cuenta de las migas, las carnes de cordero, perdiz o conejo y los pestiños como exponentes de la rica gastronomía rondeña. Los restaurantes y terrazas que quedan colgados sobre el Tajo son una opción más que recomendable para disfrutar de las excelencias en su lugar más representativo.

El Conjunto Monumental cuenta además con hermosos jardines por los que pasear y que conducen a miradores sobre la planicie norteña o sobre los relieves escarpados de las sierras que rodean a la población, antaño escenario bandolero como pocos en Andalucía.

No es fácil conocer cual es el límite exacto entre un pueblo y una ciudad. A tenor del número de habitantes, Ronda, con treinta y cinco mil, es seguramente una ciudad, pero en pocas urbes se respira un aire tan tranquilo y campechano como en la capital de la sierra malagueña. Ronda está bordeada de campo y montaña por todos lados y uno sólo encuentra naturaleza, y de la buena, cuando decide abandonar las últimas calles de la población. Sea cual sea la dirección que tomemos el entorno da una idea de lo mucho que hay que ver en una visita a Ronda: al noreste la sierra del Valle de Abdalajís y el famoso desfiladero de los Gaitanes ubicado en las estrecheces del Chorro; al sureste la Sierra de las Nieves y los casi dos mil metros del pico Torrecilla; al sur la Serranía de Ronda que se interpone en la línea recta de apenas 40 Km. que separan a esta población de la masificada Costa del Sol y repleta de pueblos envidiablemente encalados, como sus poblaciones vecinas, que sin embargo se llevan la fama por pertenecer la llamada Ruta de los Pueblos Blancos (Grazalema, Ubrique y compañía); al noroeste el Parque Natural de la Sierra de Grazalema y al oeste, el enorme Parque Natural de los Alcornocales.

Pero todo esto es segundo plato, primero hemos de disfrutar con los valores, patrimonio e historia del propio pueblo, que también es mucha.

En los alrededores
Al abandonar Ronda hacia el sur, donde espera la sierra, uno se da cuenta rápidamente del terreno en el que nos movemos. Es una gran zona kárstica de materiales muy antiguos y en los que el paso de los años y la erosión ha forjado un singular mundo de roca grisácea en ocasiones tapizada de un verde intenso, de aspecto abrupto y en el que abundan las oquedades. Las tres cuevas más significativas son la Cueva del Gato, habitada por una exclusiva localidad de murciélagos, la Cueva de la Pileta y la Cueva del Hundidero, una hendidura realmente espectacular con 250 metros de altura en la boca que le sirve de entrada. En esta cueva se han hallado numerosos restos humanos que van desde evidencias prehistóricas hasta la huella de que sirvió de refugio a numerosos bandoleros.

Muy cerca de estas grandes grutas se encuentran los pueblos blancos y techados en teja de Benaoján y Montejaque, donde abundan las buganvillas sobre las fachadas y los campos con olivos y en primavera repleta de la colorida dedalera. Más al sur, hallamos el pueblo de Cortes de la Frontera, cuna del caudillo Almanzor y puerta de entrada a de los mejores bosques de la Península Ibérica: la enorme mancha continua de alcornoques que ocupa una extensión de más de 170. 000 hectáreas protegidas como parque natural. El alcornoque es sólo una de la nutrida lista de especies que convierten a Ronda y su serranía en una de las zonas más ricas, botánicamente hablando, de Andalucía.

Una vez en Cortes de la Frontera un recorrido perfecto por la Sierra de Ronda, a lo largo de una carretera: la MA-515, que desde Algatocín, nos conduce por plena sierra con un trazado que ofrece tantos pueblecitos como curvas hasta llevarnos de nuevo a Ronda.

Si disponemos de un vehículo alto o todo terreno, podemos terminar de conocer toda la belleza de la Sierra cruzando el Parque Natural de la Sierra de las Nieves hasta Tolox para regresar por las carreteras que atraviesan los puertos de las Abejas y el puerto del Viento. Al completar el recorrido por esta zona de gran arraigo rural, el visitante podría estar seguro de conocer de los lugares de mayor belleza paisajística andaluza y de todo el país. Ronda y su sierra sorprenden.

También puedes ver:

Lugares de interés en Ronda:

Museo del Vino de Ronda Ronda
Ronda (Málaga) Ver Mapa

Preciosa casa palacio con cientos de años de historia y tradición bodeguera Desde el centro del casco histórico de Ronda, estamos enclavados junto a los edificios mas emblemáticos ..

Accesos directos: