Declaración de turismo Rural

Publicado el 2012-01-07

rurismo.com basándose en sus principios y teniendo en cuenta que los recursos son siempre limitados declara:

El Principio 111 de la Declaración de La Haya sobre Turismo, dice literalmente: "La integridad del medio natural, cultural y humano es condición fundamental del desarrollo del turismo.Además, una gestión racional del turismo puede contribuir considerablemente a la protección y a la mejora del entorno físico y del patrimonio cultural, así como al aumento de la calidad de vida".

Para lograr estos objetivos, la declaración de La Haya propone medidas, como informar a los turistas de los valores naturales y culturales de los lugares que visitan, promover el desarrollo sostenible en las zonas turísticas, establecer un limite de visitantes a determinados enclaves, elaborar un inventario de los espacios de interés natural y cultural, fomentar el desarrollo de formas alternativas de turismo y garantizar la cooperación nacional e internacional.

El turismo consciente y responsable ha comenzado a calar en la sociedad. Tanto algunos organismos públicos como promotores privados han optado por esta alternativa y ofrecen ya unos productos de calidad que son, al mismo tiempo, respetuosos con el entorno natural y cultural. Como consecuencia de este nuevo concepto de viajar, se ha establecido en España la red internacional Ecotrans, representada por dos organizaciones conservacionistas -el Fondo Patrimonio Natural Europeo y el Fondo Ibérico para la Conservación de la Naturaleza- y que cuenta con el respaldo de la Secretaría General de Turismo.

Ecotrans ha elaborado un decálogo, coherente con el Principio 111 de la declaración de La Haya, en el que se definen las claves del turismo consciente y responsable .

l. Todos los lugares tienen una historia, una cultura y unos valores naturales. El primer paso para disfrutaríos y contribuir a su conservación es informarse sobre sus caracteristicas de forma que nuestra conducta nunca provoque una merma de ese patrimonio.

2. Elegir los establecimientos de hospedaje y camping que hayan adoptado medidas para reducir el impacto paisajístico y ambiental (arquitectura tradicional, ahorro de agua y energía, transporte colectívo de huéspedes) es una forma de apoyar este tipo de iniciativas.

3. Ante actividades turísticas poco respetuosas con la naturaleza, como el motocross (erosión del suelo, contaminación atmosférica y acústica) y el golf (gasto desmesurado de agua, fuerte contaminación por productos químicos), existen otras menos impactantes, como los recorrídos a pie, el turismo ecuestre o las excursiones en bicicleta

4. La obtención de agua y energía es cara y tiene serias consecuencias en el medio ambíente. La mejor manera de reducir su impacto es fomentar el ahorro (un turista consume entre 400 y 500 litros de agua diarios en la costa mediterránea).

5. Para generar menos basuras deben rechazarse los productos con envoltorios innecesarios o sugerir a la dirección de los establecimientos hoteleros que utilicen envases reciclables.

6. Consumir productos naturales de la zona permite disfrutar de la auténtica gastronomía local y contribuir a la economía familiar y a la pervivencia de unos usos del suelo compatibles con la conservación de la naturaleza.

7. Los espacios naturales protegidos se han creado para preservar enclaves y especies de gran valor ecológico. Todos ellos cuentan con centros de acogida e interpretación donde proporcionan las orientaciones necesarias para valorar su importancia y disfrutar más de la visita.

8. En las zonas rurales es más fácil olvidarse del coche y podemos optar por conocer los alrededores a pie, en bicicleta o en transporte público.

9. A la hora de comprar recuerdos es preferible elegir productos de la artesanía local. No deben adquirirse plantas o animales, vivos o muertos, pues contribuimos a su extinción.

10. Las vacaciones son la mejor oportunidad para convivir estrechamente con nuestros hijos y, a través de nuestro ejemplo, educarles en el respeto hacia la naturaleza y las personas.

El turismo rural no debe suponer una sobre explotación del entorno natural. Si bien, este tipo de turismo genera impactos positivos, como la estabilización de las poblaciones rurales, la recuperación de productos artesanales y agrarios, el mantenimiento de los valores histórico-artísticos y la conservación de la naturaleza, también tienen una serie de consecuencias negativas que deben evitarse, como la urbanización de suelos rústicos, el incremento del riesgo de incendios, el abandono de basuras y las molestias a la fauna.


, turismo rural, rurismo, ,
Portal de turismo rural en España



Archivos
    2014-11-01-2014-10-01
Categorías
Etiquetas
turismo rural pueblos casas rurales rurismo turismo activo propietarios alojamientos rutas

RSS